El catalán en la universidad

El catalán es la lengua de uso normal en la actividad docente y administrativa de las universidades catalanas. Los estatutos de las universidades reconocen el catalán como lengua propia, y acogen la lengua española en convivencia con la catalana en plena igualdad de derechos para la comunidad universitaria.

El personal académico y el alumnado tienen el derecho de expresarse, en cualquier situación docente, en la lengua oficial que prefieran.

Para los estudiantes de fuera del ámbito lingüístico catalán, el aprendizaje de la lengua catalana es mucho más sencillo con el conocimiento previo de otra lengua románica. En todas las universidades se ofrece una formación gratuita o subvencionada, a menudo antes del periodo académico, que sirve de apoyo para favorecer la comprensión de la lengua de las clases, de la universidad y, en definitiva, de la ciudad. No se pide que hablen en catalán, sino que lo puedan entender.

Aproximadamente, el 60 % de las clases de nuestras universidades se dan en catalán. La lengua en la que se imparte cada asignatura es una información pública que suele aparecer en las guías docentes. En la mayoría de universidades, no existen dos líneas –una en catalán y otra en castellano– para los estudiantes de movilidad, sino que conviven estudiantes catalanes con estudiantes foráneos, lo que representa un enriquecimiento para todos.

Asimismo, las universidades ofrecen cursos de español para extranjeros, pero no siempre es una formación gratuita o subvencionada. Se constata cada vez más que los estudiantes que llegan a Cataluña ya tienen conocimientos suficientes de lengua española y, en cualquier caso, la pueden perfeccionar. En cambio, pueden aprovechar la estancia para iniciarse en el conocimiento de la lengua catalana.

Vale la pena aprovechar los programas de acogida que se ofrecen en todas las universidades, que incluyen fiestas de bienvenida, la posibilidad de tener una pareja lingüística con quien practicar la lengua que se aprende, o la oportunidad de participar en salidas culturales.

Si no te quieres perder la vida social y cultural de nuestras ciudades, te irá bien aprender catalán, porque enseguida sentirás que formas parte de la comunidad y podrás participar en numerosas actividades que se programan. Una vez hayas aprendido un poco de catalán, tendrás numerosas oportunidades de practicarlo, dentro y fuera de la universidad.